Archivo para noviembre 2008

Volver (sin la frente marchita)

noviembre 29, 2008

Me gusta Madrid… pero me tengo que volver. No sé muy bien porqué, no sé que es lo que me tira tanto, qué es lo que extraño, no sé si extraño.

Los techos, pueden ser los techos, los tejados de las casas, son muy feos; cuadrados, blancos con los tanques de agua puestos como al boleo, es como que la gente no les da bola, la gente los desprecia, como si los tejado sno fueran parte de la casa. En Madrid, lo techos son hermosos, hay tejas, hay chimeneas, hay colores, no se puede comparar. Pero a veces extraño los techos de Buenos Aires, es una boludez pero me pasa. Pero no es por eso que me quiero volver.

En Madrid siento como que no pertenezco, o como que no formo parte del lugar. Siento que estoy obligado a hacer algo, no sé qué, para que la ciudad me acepte y que voy a tener que acerlo muchas veces para conseguirlo. En Buenos Aires me siento aceptado, siento que puedo estar ahí, sin pensar en qué lugar estoy, tengo permiso para hacer lo que sea, la ciudad es mía, está adentro mío, yo estoy adentro de la ciudad. Tengo un lugar para mí, lo sé, y no tengo que hacer nada para conseguirlo. Es una boludez, pero me siento protegido.

[Diálogo de la película Martín (Hache), de Adolfo Aristarain]

(más…)

Anuncios

Nostalgia

noviembre 24, 2008

¿ y no extrañás? ¿Nunca te dieron ganas de volver?

Eso de extrañar, la nostalgia y todo eso, es un verso. No se extraña un país, se extraña el barrio en todo caso, pero también lo extrañás si te mudás a 10 cuadras. El que se siente patriota, el que cree que pertenece a un país, es un tarado mental, la patria es un invento. ¿qué tengo que ver yo, con un tucumano o con un salteño? Son tan ajenos a mí como un catalán o un portugués. La estadística, números sin cara.
Uno se siente parte de muy poca gente. Tu país son tus amigos y eso sí se extraña, pero se pasa.
Lo único que yo te digo es que cuando un tiene la chance de irse de la Argentina, la tiene que aprovechar. Es un país donde no se puede ni se debe vivir. Te hace mierda, si te lo tomás en serio, si pensás que podés hacer algo para cambiarlo, te hacés mierda. Es un país sin futuro, es un país saqueado, depredado y NO va a cambiar; los que se quedan con el botín no van a permitir que cambie.

Que la patria es un verso, estoy de acuerdo. Pero en lo otro sos muy pesimista. Todo puede cambiar, no creo que estemos mucho peor que otros países.

La Argentina es otra cosa, no es un país, es una trampa. Alguien inventó algo como la zanahoria del burro, lo que vos dijiste “puede cambiar”, la trampa es que te hacen creer que puede cambiar. Lo sentís cerca, ves que es posible, pero es una utopía, es ya, mañana, y siempre te cagan.
Vienen los milicos y matan 30.000 tipos. Hoy viene la democracia y las cuentas no cierran, y otra vez a  aguantar y a cagarse de hambre y lo único que podés hacer, lo único que podés pensar es en tratar de sobrevivir o de no perder lo que tenés. El que no se muere, se traiciona y se hace mierda. Y encima te dicen que somos todos culpables.
Son muy hábiles los fachos, son unos hijos de puta, pero hay que reconocer que son inteligentes. Saben trabajar a largo plazo.

[Diálogo de la película Martín (Hache), de Adolfo Aristarain]

I have a dream

noviembre 9, 2008

En medio de la crisis económica más pronunciada de los últimos años (donde muchos llegaron a decir que era aún peor que el crac del ’29), llega la noticia de un nuevo presidente en los EE.UU. de Norteamérica.

¿Quién es Barack Obama? ¿Qué es lo que promete? ¿Qué va a hacer? ¿Qué le van a dejar hacer?

Barack Obama

Barack Obama

Él por lo menos dice que un cambio está por llegar, esperemos que no sea a peor. Quiero creer en la sangre nueva de la política yankee, que por desgracia es tan influyente en el resto del mundo y mucho más en América Latina. (más…)