Posted tagged ‘24 de marzo’

31 años sin Rodolfo Walsh

abril 21, 2008

Un 24 de marzo pero de hace 31 años, Rodolfo Walsh hacía pública la Carta Abierta a la Junta Militar. Luego de su publicación el ejército tardó menos de 24 horas en herirlo de muerte y secuestrarlo, para que su nombre pase a engrosar la lista de desaparecidos.
Walsh pertenecía a la organización guerrillera Montoneros, pero además era un activo escritor y periodista, y tiene grandes obras reconocidas como Operación Masacre (llevada al cine) y Quién mató a Rosendo.

En dicha carta Walsh denunciaba lo que muchos se estaban negando a ver (incluso hoy, hay quienes siguen sin querer verlo), o no podían. Una suerte de resumen del primer año de “gobierno” de la Junta Militar que causa cierta impresión.

El 24 de marzo desde hace dos años es feriado, para recordar y tener presente que nunca tiene que volver a pasar algo como lo de ese día y mucho menos lo que vino después.

Es un mensaje que hay que entender para defender la democracia, y comprometerse a que NUNCA MÁS vuelva a pasar algo semejante. Porque aunque en la democracia sabemos que es perfectible e incluso siguenpasando cosas oscuras, es el único sistema que permite hacerlas públicas y denunciarlas.

.

Desde el 2004 el gobierno argentino tiene casi como prioridad volver a enjuiciar y encarcelar a los responsables de un genocidio que diezmó a las cabezas políticamente pensantes del país. Se dedicaron a eliminar a la gente que luchaba por las erradicar las injusticias sociales, y tratar de hacer realidad un sueño que muchos tenemos: sacar a los mafiosos del gobierno para convertir a la Argentina en un país libre, independiente, donde no haya excluidos y nos de gusto vivir.

Volviendo a la carta que escribió Rodolfo Walsh, preparé una breve reseña de las frases más significativas de la misma. Igual como siempre adjunto un PDF con la carta completa para que la puedan leer (link al final).

  1. El primer aniversario de esta Junta Militar ha motivado un balance de la acción de gobierno en documentos y discursos oficiales, donde lo que ustedes llaman aciertos son errores, los que reconocen como errores son crímenes y lo que omiten son calamidades.
    El 24 de marzo de 1976 derrocaron ustedes a un gobierno del que formaban parte, a cuyo desprestigio contribuyeron como ejecutores de su política represiva, y cuyo término estaba señalado por elecciones convocadas para nueve meses más tarde.
  2. Quince mil desaparecidos, diez mil presos, cuatro mil muertos, decenas de miles de desterrados son la cifra desnuda de ese terror.
    El secreto militar de los procedimientos, invocado como necesidad de la investigación, convierte a la mayoría de las detenciones en secuestros que permiten la tortura sin límite y el fusilamiento sin juicio.
  3. A la luz de estos episodios cobra su significado final la definición de la guerra pronunciada por uno de sus jefes: “La lucha que libramos no reconoce límites morales ni naturales, se realiza más allá del bien y del mal”.
  4. En la política económica de ese gobierno debe buscarse no sólo la explicación de sus crímenes sino una atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con la miseria planificada.
    En un año han reducido ustedes el salario real de los trabajadores al 40%, disminuido su participación en el ingreso nacional al 30%, elevado de 6 a 18 horas la jornada de labor que necesita un obrero para pagar la canasta familiar.
    En este primer año de gobierno el consumo de alimentos ha disminuido el 40%, el de ropa más del 50%, el de medicinas ha desaparecido prácticamente en las capas populares. Ya hay zonas del Gran Buenos Aires donde la mortalidad infantil supera el 30%.
  5. Cuatro mil nuevas plazas de agentes en la Policía Federal, doce mil en la provincia de Buenos Aires con sueldos que duplican el de un obrero industrial y triplican el de un director de escuela, mientras en secreto se elevan los propios sueldos militares a partir de febrero en un 120%, prueban que no hay congelación ni desocupación en el reino de la tortura y de la muerte, único campo de la actividad argentina donde el producto crece y donde la cotización por guerrillero abatido sube más rápido que el dólar.
  6. Dictada por el Fondo Monetario Internacional según una receta que se aplica indistintamente al Zaire o a Chile, a Uruguay o Indonesia, la política económica de esa Junta sólo reconoce como beneficiarios a la vieja oligarquía ganadera, la nueva oligarquía especuladora y un grupo selecto de monopolios internacionales.
    Rebajando los aranceles aduaneros se crean empleos en Hong Kong o Singapur y desocupación en la Argentina.
  7. Frente al conjunto de esos hechos cabe preguntarse quiénes son los apátridas de los comunicados oficiales, dónde están los mercenarios al servicio de intereses foráneos, cuál es la ideología que amenaza al ser nacional.
  8. Estas son las reflexiones que en el primer aniversario de su infausto gobierno he querido hacer llegar a los miembros de esa Junta, sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles.

Aquí dejo un PDF para leer el texto completo de la Carta abierta a la Junta Militar.

Anuncios